viernes 14 de agosto del 2020

Acción Nacional de Veracruz en Terapia Intensiva

14 de mayo de 2020

El Partido Acción Nacional en Veracruz cambió de dirigencia estatal y creemos, que la oposición desaparece. La historia del rudo cacique de Tantoyuca, Joaquín Guzmán Avilés, se debilitó cuando ganó la dirigencia estatal de este partido político, gracias a un solo municipio y a la operatividad de un Gobierno opositor en el poder, llamado MORENA. Palacio de Gobierno ha disminuido al antes bronco político y con un calambre, éste baja la cabeza y obedece órdenes.

Hemos observado, que en varias dirigencias del PAN en Veracruz, así como sus líderes, se venden al mejor postor y al Gobernador en turno, quien literalmente negocia las siglas, como ocurrió con el exdirigente estatal y exdiputado local, Alejandro Vázquez Cuevas, quien quizá tenía un proyecto interesante y el exgobernador Fidel Herrera supo ganarse a este político, repartiéndole millones de pesos, terrenos en la zona de Alborada, en Emiliano Zapata, casas, notarías para su exesposa y amigos, con el acuerdo de simular ser enemigos políticos, pero en el fondo, realizaban negocios en la aprobación de muchas Iniciativas en el Congreso Local, que originaron la debacle en Veracruz.

Lo más recordado, cuando el propio Pipo Vázquez entraba por la cochera, en la parte trasera de Palacio de Gobierno, usaba el elevador y llegaba directamente a la oficina principal, donde lo esperaba Fidel Herrera. Al término de la reunión, bajaba con maletas, presuntamente con dinero, junto con muchos de sus socios, entre ellos Tito Delfín. En reuniones con periodistas, el mismo Fidel Herrera narraba a los presentes, cómo el ser oposición era más redituable y puso de ejemplo, la doble moral de Alejandro Vázquez Cuevas, al imponer candidatos perdedores en distritos importantes para Herrera Beltrán y los que ganarían, Pipo Vázquez retiraba todo el apoyo y ser él mismo, quien las boicoteaba, pues era parte del arreglo, desde Palacio de Gobierno.

Y otro que también negoció con Javier Duarte de Ochoa y su pasión era jugar videojuegos, es el antes dirigente estatal y hoy diputado local en el Congreso de Veracruz, convirtiéndose en operador de MORENA, en la bancada panista, Enrique Cambranis Torres. Un gris líder, a su paso en la dirigencia de Acción Nacional y se puso al margen, cuando Fidel Herrera repartió dinero a muchos panistas, en la elección del 2010, ganando el actual preso en el Reclusorio Norte, Javier Duarte. Enrique Cambranis, junto a Julen Rementería, Víctor Serralde, Tito Delfín y Pipo Vázquez operaron en abierto para que Miguel Ángel Yunes Linares perdiera la elección. Y luego, ya en el 2016, ante un pésimo trabajo administrativo de “Javi Du”, como lo bautizamos en el 2009 y al pedir licencia al cargo, la cual, pronosticamos que sería en febrero y fue hasta ese memorable 12 octubre del 2016, cuando solicitó en el Congreso del Estado, separase del cargo, pues ya sabía que sería detenido por actos de corrupción, enriquecimiento ilícito y lo más importante, haber olvidado las advertencias del entonces Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Luego, ante el triunfo histórico en Veracruz, al ganar el PAN la Gubernatura y una inmensa esperanza en el cambio, Miguel Ángel Yunes Linares se rodeó de una mayoría de pésimos políticos. Su soberbia y necedad, queriendo aplicar un gobierno centralista, aunado con el incumplimiento de muchas promesas a personas que lo apoyaron desde años atrás, hizo que una mayoría de simpatizantes y seguidores se decepcionaran y en el 2018, aún cuando su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez era una excelente opción, muchos lo castigaron al votar por un completo desconocido y bajo el presunto cambio de un candidato mesiánico, como era Andrés Manuel López Obrador, quien en menos de un año y medio, su popularidad ha decaído y la decepción, aún más. Y su protegido, Cuitláhuac García, hoy se presenta como el peor error en la historia de Veracruz.

En la reciente elección a dirigente estatal del PAN, Joaquín Guzmán Avilés, ya sabía que 12 auditorías estaban en puerta para librarle órdenes de aprehensión, gracias a que se comprobaron desvíos de recursos y actos de corrupción a su paso en la SEDARPA. Guzmán Avilés tuvo que negociar con Eric Cisneros Burgos, quien apoyó con dinero, seguridad y movilización para que Joaquín ganara en el municipio de Tantoyuca e imponer un clima de amenaza y hasta acoso a todo aquel que apoyara a Pepe Mancha… Y quienes rodean a Joaquín Guzmán y regresaron al poder y control del PAN, son Tito Delfín, Julen Rementería, Víctor Serralde y el propio Pipo Vázquez, quien actualmente es el operador en el Congreso de Veracruz.

Y si Joaquín Guzmán Avilés critica a Cuitláhuac García, se sacará toda su pobredumbre como exfuncionario de SEDARPA. Eso explica su silencio. Desmoronarse como el cacique que controla al PAN y reduciéndose a ser un obediente peón de Eric Cisneros, actual Secretario de Gobierno. Y esas auditorías van, desde anomalías en facturas de comidas y viáticos, hasta en proyectos productivos, llenos de violaciones administrativas y omisiones en licitaciones, otorgando apoyos a amigos y aliados del propio Joaquín Guzmán. Y peor, existen audios de las peleas de él con su esposa, que en muchas ellas fueron desde su oficina, cuando era Alcalde de Tantoyuca y su esposa llegó a los golpes. Al tigre, le cortaron las garras, por descubrir que no era tan honesto.

Por último, mostramos cómo se ha perdido el control de la bancada panista en el Congreso de Veracruz y cada uno lleva agua a su molino. Una diputada del PAN, Nora Lagunes, es amiga personal del Presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín y su presunto idilio lo ocultaban, para hoy hacerlo en abierto, pues la legisladora lo presume al obtener muchos apoyos para su Distrito. Y ha votado a favor de Iniciativas de MORENA, siendo que su bancada está en desacuerdo y ser ilegales. Este martes, se aprobó la iniciativa para cambiar la Reforma Electoral y de manera premeditada faltó Enrique Cambranis, quien también ha votado Iniciativas que van en contra de la bancada panista. Uno más es Omar Miranda, quien es el líder del Grupo Parlamentario del PAN y tal parece, que no tiene el control, ni liderazgo para imponer el criterio del partido, ni para beneficio de sus ciudadanos. Y actúa como oposición, pero en el fondo, existe un acuerdo con MORENA de no agresión. Y nos comenta un panista: “A los militantes de Acción Nacional nos causó muchísima indignación, por lo acontecido el día de hoy en el Congreso Local, donde diputados de MORENA se aprobaron una Reforma Electoral a su medida y todos los diputados panistas votaron en contra, menos uno, el diputado Ricardo García Escalante, lo cual, nos deja claro que pactó con MORENA, pero este traidor diputado seudo panista también es miembro del Comité Directivo Estatal del PAN, con Joaquín Guzmán Avilés. Muchos panistas exigimos su expulsión inmediata del PAN y del CDE. No podemos permitir que algún panista, quien demuestra con sus actos estar del lado de los más tramposos y abusivos diputados de MORENA, que en lugar de estar legislando cómo ayudar al pueblo veracruzano contra el COVID-19, utilizan la pandemia para sus beneficios personales”.

Claudia Guerrero

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com