martes 25 de febrero del 2020

Del Mazo, ¿al cien?-Elogio de AMLO a priísta-Cruda realidad mexiquense-MUS, nuevo frente de izquierda

Astillero

Es absolutamente discutible la aseveración obradorista de que el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo, se ha portado al cien. El Presidente de México agradeció así, en una especie de exoneración general, al miembro del grupo que ha administrado de manera nociva la importante entidad federativa, con Enrique Peña Nieto como la mayor pieza colocada en el tablero nacional de 2012 a 2018: Saben que no soy palero, no soy barbero, no soy lambiscón. Ya sé que algunos no les va a gustar, pero mi pecho no es bodega. Se ha portado al 100 el gobernador del estado de México, dijo López Obrador en el contexto de la adhesión de Del Mazo a los convenios con el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, a diferencia de los retobos de los gobernadores panistas sobre el mismo tema sanitario (nota de Montserrat García en la OEM-Informex https://bit.ly/2HaqxXm)./

Las amables palabras de López Obrador hacia Del Mazo contrastan con la cruda realidad de un estado donde se tienen altos índices de feminicidios, violaciones, robos y agresiones en vehículos de transporte público urbano y el dominio generalizado de cárteles delictivos y de grupos e individuos dedicados a amenazar, cobrar derecho de piso, secuestrar y asesinar. La corrupción y el abuso son otros signos distintivos de lo que se vive en la importante entidad federativa donde Del Mazo ha ido cooptando a la bancada de Morena en el congreso estatal para que apruebe las políticas de ese mandatario priísta que parece haber canjeado un plácido cumplimiento de su periodo oficial a cambio de facilitar o no obstruir una alternancia a favor de Morena en la próxima sucesión gubernamental mexiquense.

El rechazo ciudadano al gobierno de otro miembro de la familia Del Mazo, este, primo de Peña Nieto, fue expresado a gritos y en coro en el mismo acto de este fin de semana, ante lo cual el Presidente de México invocó la necesidad de trasladar quejas y enojos a los momentos de las elecciones: hay que estar unidos. En las elecciones se puede confrontar, ahorita no. Se gobierna para todos.

El periodista Rogelio Hernández López publica hoy en su columna Miradas de Reportero, que reproducen varios medios de comunicación, entre ellos La Jornada San Luis: En días, se presentará públicamente un nuevo frente político amplio con al menos 14 organizaciones socialistas con militantes en sindicatos, agrupamientos campesinos y urbanos, feministas y ecologistas de otras tantas entidades del país. Su nombre: Movimiento de Unidad Socialista (MUS).

Destaca Rogelio que en ese frente amplio, sin preponderancia electoral, participarán miembros que fueron del Partido Comunista Mexicano y el Partido del Trabajo. En general, apoyan la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, la parte de sus políticas que es de izquierda y las eventuales medidas avanzadas que podría decidirse a tomar. Pero también alertan “que aún estamos muy lejos de la destrucción del viejo régimen, de desmantelar las políticas neoliberales y, menos aún, de establecer un sistema en donde toda persona tenga una vida digna y segura. El aparato de Estado continúa infectado por miles de adictos a los privilegios de siempre, son servidores de la oligarquía e incluso del crimen organizado. Son los mismos que desde el Poder Judicial se han negado a reducir sus escandalosos salarios y protegen a los poderosos o a la delincuencia; es la mafia sindical charra que continúa al frente de la mayoría de las organizaciones sindicales; son los periodistas y comentaristas corruptos o los generales golpistas que claman por un golpe de Estado”.

Y, mientras las Fuerzas Armadas reiteran su lealtad al ocupante actual de la Presidencia de la República, en la serie de actos oficiales que en este mes hacen confluir a autoridades civiles y militares, ¡hasta mañana, con Yeidckol Polevnsky blandiendo en Hidalgo un escudo de protección ante críticas y rechiflas: ¡Aquí todos somos López, todos somos López!