sábado 26 de septiembre del 2020

Derecha al asalto del 9-M

06 de marzo de 2020

-Grupos provida “apoyan”
-Aparece el cardenal Sandoval
-Avanza regulación de mariguana

El paro de mujeres del próximo lunes nueve recibió ayer un aparente respaldo y un indudable rechazo desde dos posiciones ideológicas derechistas: una agrupación denominada Ciudadanos por México, que se define como una “red de organizaciones ciudadanas”, anunció que se sumarán a la inactividad generalizada de mujeres, pero desde una visión contraria al “feminismo radical”, es decir, contra la legalización del aborto, la cultura del odio y la ideología de género.

En su cuenta de Twitter, @por_ciudadanos precisó ayer que “colaborar con los hombres es fundamental para eliminar #violencia, y potenciar educación que deje de menospreciar a la #mujer, e impulse la importancia de la madre y el padre en la familia”. A finales del mes pasado, esta misma organización tuiteaba: “Detrás de esta convocatoria (la del lunes 9) están las feministas abortistas, las mismas que piden matar a las mujeres en el vientre de sus madres, las que te quieren hacer pensar que se matan más mujeres que hombres en el país, o que una muerte importa más que otra por el género de la víctima” (https://bit.ly/2POj8le ).

Ese apoyo de treinta “organizaciones ciudadanas”, que en realidad es un rechazo, apenas disfrazado, a la causa general planteada como motor del 9 de marzo, es similar al rechazo explícito del cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo emérito de Guadajalara y guía ideológico de una parte de la ultraderecha mexicana. Así ha dicho Sandoval: “las organizadoras… esas de la pañoleta verde, son partidarias y promotoras del aborto, organizadas y pagadas desde fuera, ya desde allí la jornada está viciada en su raíz, porque la finalidad que se proponen no es defender los derechos de la mujer, su derecho y su dignidad, sino promover, ganando espacios políticos, fuerza para promover ante las autoridades en favor del aborto”.

Las expresiones del “feminismo provida” y del cardenal en retiro dan fe de la manera en que varias organizaciones de derecha, sin antecedentes ni congruencia en cuanto a lucha por los derechos avanzados de las mujeres, están tratando de aprovechar la movilización del domingo 8 y el paro del 9 para colocar sus agendas políticas e ideológicas. Maniobras parecidas realizan dirigentes del Partido Acción Nacional y de la agrupación en busca de registro partidista denominada México Libre, de las familias Calderón y Zavala.

La pretensión de convertir el 8 y el 9 en instrumentos políticos contra la presidencia de la República forma parte del conjunto de acciones que están desplegando organismos empresariales, algunos medios de comunicación y políticos opositores al obradorismo con el objetivo de fomentar la percepción de que la actual administración federal estaría entrando en un terreno crítico, abrumada por promesas sin cumplir y problemas sin resolver.

Cierto es que Palacio Nacional ha ido recomponiendo figura luego de un primer abordamiento distante e insuficiente del tema de las protestas femeninas, pero estos pasos correctivos han sido más lentos o menos impactantes que la evolución del movimiento de mujeres. Ayer mismo, el titular del poder ejecutivo federal aceptó pasar al martes el arranque de la venta de los boletos de la emisión de lotería nacional relacionada con el famoso avión presidencial, para que ese inicio comercial no coincida, como originalmente se había anunciado, con el paro de mujeres del lunes 9, coincidencia que fue criticada por diversos segmentos sociales y que el propio presidente dijo no haber tenido en mente a la hora de fijar el día de poner a disposición del público los cachitos de Lotería.

Y, mientras comisiones de estudio del Senado han aprobado en lo general el dictamen (que faltaría votar favorablemente en lo particular y, luego, en el pleno de esa cámara) que daría plena regulación jurídica al uso de la mariguana con fines lúdicos, de investigación, médicos, industriales y comerciales (Morena y sus aliados, a favor; el PAN, en contra y el PRI en abstención), ¡hasta mañana!

Julio Hernández