jueves 24 de septiembre del 2020

Lozoya, Oceanografía y Oro Negro


por José Ureña

La cruzada es una, pero los objetivos muchos.

La cruzada es, confirma el discurso oficial, la persecución de la corrupción neoliberal y en especial la registrada en el sexenio de Enrique Peña.

Pero en los objetivos caben muchos blancos, desde ex funcionarios priistas hasta los empresarios con quienes hicieron escandalosos negocios.

Pero entre estos destacan dos.

El primero, del cual no ha dicho mucho el Gobierno pero la investigación avanza a buen ritmo, es lo sucedido con Oceanografía.

¿Por qué se le llevó a la quiebra?

¿Quiénes participaron?

¿Por qué se permitió –desde Los Pinos, apuntan los elementos disponibles – participar a un ex presidente?

De avanzar por ahí, creen quienes están inmersos en el caso, la línea podría conducir hacia un ex mandatario muy odiado en Palacio Nacional.

No es poco lo obtenido, pero falta todavía mucho material y sobre todo las pruebas incuestionables para integrar los expedientes.

Si va a ser el golpe maestro del sexenio, no puede haber errores.

LAS DOS FIRMAS MÁS EXITOSAS

El segundo caso está a la mano.

Gran parte del expediente lo conoce el TFJA, cuyos magistrados ratificaron el 5 de febrero la inhabilitación por 10 años de Emilio Lozoya Austin.

Hay varias acusaciones y seguramente se sumarán más, como adelantó ayer el titular de la UIF,Santiago Nieto.

Aquella intrascendente sanción es por discordancias entre sus declaraciones patrimoniales, cuentas bancarias y demás riquezas detectadas.

Pero por ahí viene el caso Oro Negro.

Se buscan documentar las razones de favoritismos hacia la empresa Seamex de David Martínez, tanto de Lozoya como de su sucesor José Antonio González Anaya.

La principal perjudicada por Pemex fue Oro Negro, cuyas principales accionistas son las Afores; o sea, fondos de trabajadores.

Oro Negro le rentaba plataformas, pero por la crisis de 2014 a 2016 no se le pagaron miles de millones de pesos.

Recurrió al Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles y, ante la falta de solución, se declaró en quiebra.

Hoy el tema está bajo el arbitraje internacional al amparo del tratado México, Estados Unidos y Canadá –antes TLCAN, hoy T-MEC –, donde se analiza el trato hostil a Oro Negro.

Le simplifico el razonamiento: lo involucran en la quiebra de las dos empresas más productivas del país.

ERRAR DE ALEMANIA A RUSIA

1.- Lo anterior pinta un panorama de tinieblas para Emilio Lozoya Austin.

Pero su suerte caía cada día.

Primero se le ubicó en Alemania y luego en Rusia, donde Vladimir Putin ya no lo quería y esa sería la razón por la cual viajó a España.

Fue tema de diálogos entre funcionarios rusos y mexicanos, presumiblemente los cancilleres Sergeï Lavrov y Marcelo Ebrard.

Ya en España, narró la Policía Nacional de ese país, también buscó amparo y por eso se dificultó su ubicación y detención.

Y 2.- ahora el tema será saber cuánto se cumple la amenaza de denunciar a más altos personajes, pues “no se mandaba solo”, como dijo su abogado.

Si se cumple la advertencia del defensor Javier Coello Trejo, todo mundo esperaría señalamientos hacia Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray.

¿De verdad ellos lo instruyeron a afectar a Oro Negro?