miércoles 05 de agosto del 2020

Megamadrazo a renovables


29 de Mayo de 2020

La alerta nos llegó al celular pasado el mediodía. “¡Otro megamadrazo!”, decía la fuente vinculada a las golpeadas centrales de generación de energías limpias.

El mensaje, vía WhatsApp, llegó acompañado del orden del día de la sesión extraordinaria de la Comisión Reguladora de Energía.

Destacaban dos puntos en materia de electricidad, que ayer mismo fueron aprobados por unanimidad.

Ambos apuntan aumento de tarifas que la CFE cobra a los privados que generan electricidad vía centrales renovables, por el uso de su red.

No se fijó el porcentaje del incremento.

Los privados venden 20 o 30 por ciento más barato que la CFE a clientes industriales, asegura la fuente.

Y más: “Iberdrola (española) es a la que más le pega esto y a todos los renovables legados”.

Los legados son los renovables que operaban antes de agosto del 2014 (Reforma Energética). Tenían una especie de subsidio llamado porteo, que se les respetó.

“Van a aumentar el porcentaje para sacarlos a todos del mercado. Monopolio de nuevo a precios caros”, vaticinaba el mensaje.

  • Todo indica que el aumento del costo de transmisión para las renovables se fraguó en las más altas instancias del gobierno federal.

El Poder Judicial impidió que se le metiera freno a la generación de energías renovables al amparar a las compañías contra el acuerdo de Nahle que las obstaculiza.

El Presidente se involucró en el tema en la mañanera. Habló de la existencia de un plan para que a finales del 2024 la CFE sólo influyera en el 20 por ciento del mercado de la industria eléctrica. “Se puede probar”, aseguró.

Ojalá lo haga con fundamentos.

Los privados niegan la existencia de ese plan. Dicen que la CFE ha perdido mercado porque su estructura es vieja, cara y contaminante.

Las palabras de López Obrador parecen confirmar lo anterior:

“Necesitamos fortalecer la Comisión Federal de Electricidad, porque si lo dejamos a los particulares no vamos a poder cumplir con el compromiso de que no aumente el precio de la luz”.

¿Cómo va a lograr que las tarifas no aumenten si vamos a regresar al uso del combustóleo para generar electricidad? Es pregunta.

Generar un megawatt cuesta hasta cinco o seis veces más en la CFE que en las centrales renovables no sólo por la tecnología utilizada, sino también porque hay que agregar el costo del transporte.

  • Cada vez es más abierto el desdén del Presidente a la división de Poderes y los órganos autónomos. No es un republicano. Está claro. Van tres ejemplos:

1.- Públicamente impugnó la resolución de la SCJN que concede a la Comisión Federal de Competencia para que sus funcionarios puedan ganar más que el Presidente.

“No me gustó”, dijo en la mañanera, antes de adelantar que enviará al Congreso otra iniciativa para que quede suficientemente claro el contenido del artículo 127 de la Constitución.

¿Se imagina usted si la SCJN sacara un comunicado con cuestionamientos a López Obrador?

2.- Desde el púlpito de la mañanera dio línea a los legisladores que quieren hacer historia —ahí la llevan— para que saquen de la congeladora la iniciativa que elimina 44 fideicomisos, entre ellos el Fonden, Fidecine y el mecanismo de protección a defensores de derechos humanos y periodistas.

Delo por hecho. Para los legisladores de Morena y sus rémoras del PT y el PES lo que diga el autócrata de Palacio es ley.

3.- Descalificó al Banco de México, organismo autónomo, por haber pronosticado, en el peor de los escenarios, una caída del 8.8 por ciento del PIB por la pandemia.

“Los pronósticos del Banco de México están peor que los pronósticos del Fondo Monetario Internacional para México, salieron más ‘realistas’ que los del Fondo”,
apuntó.

  • El premio al lambiscón del año se lo vamos a dar a Lord Molécula, quien propuso bautizar el índice de bienestar que pretende crear el jefe de la nación como AMLOver.

“AMLO por sus iniciales y ver…”, dijo.

El Presidente lo descartó de inmediato.

Francisco Garfias