www.miradorinformativo.com
  Jueves, 26 de Abril del 2018  email: miradorinformativo.com@gmail.com   
El peligro de dejarse llevar por la opinión política de otros a la hora de votar
Jueves, 15 de Marzo del 2018
 
 
 

La estructura política de México influye en todos sus ciudadanos de maneras distintas día a día, dependiendo de su posición en sociedad, su clase económica y su edad. México ha desarrollado un sistema político del cual me sorprendería más escuchar una opinión positiva que alguna negativa. Y entre los jóvenes, donde me encuentro con muchos otros, la incertidumbre sobrepasa cualquier aspecto de confianza. 
 
Con las elecciones de este 2018 aproximándose, la juventud mexicana tiene una decisión esencial que tomar, y ni siquiera estoy hablando de la elección de candidato en sí, sino de definir si va a votar o no. Con esta estructura política que parece ponerse de pie por sí sola y actuar únicamente para su propio beneficio, hay veces en las cuales reconocemos nuestra falta de "importancia" —por así ponerlo— cuando se habla de definir al nuevo candidato. Y para las nuevas generaciones del país, para quienes posiblemente sea nuestra primera vez votando, la importancia detrás de nuestro voto parece haber decaído, a pesar de que alrededor de 25 millones de jóvenes vamos a poder votar en esta elección y representamos 30% de la lista nominal (quienes tienen una credencial para votar vigente). 
 
Por otro lado, para los ciudadanos mayores quienes ya han votado varias veces en su vida, es probable que sean muchos más quienes mantengan la costumbre de ir a votar, porque mínimamente ya tienen el hábito de hacerlo a través de los años y han desarrollado cierto tipo de responsabilidad detrás de su voto. Pero para las nuevas generaciones, el voto se vuelve una elección personal. Entonces, ¿por qué habríamos de votar si en el fondo tenemos una duda en cuanto a la verdadera importancia detrás de nuestra elección? 
 
Es importante reconocer que no todo lo que vemos en los medios o escuchamos a nuestro alrededor está sustentado. 
Al ser parte de las generaciones jóvenes hemos obtenido información política a través de nuestras vidas al escuchar a otros hablar de las figuras y estructura política del país. Esta información, almacenada en nuestras mentes a través de los años aunque sea de manera inconsciente, comienza a tomar acción en tiempos como este, cuando los candidatos políticos son más relevantes que nunca. El peligro detrás de esta información es el grado de verdad que haya dentro de ella, que no siempre es muy alto, ya que como seres humanos podemos tener el hábito de pasar información que hemos escuchado sin realmente verificar lo que estamos diciendo. 
 
Un ejemplo de este peligro es la opinión colectiva que se ha formado alrededor de Andrés López Obrador, el candidato de Morena para la elección de este 2018. Cuando se habla de este personaje entre ciudadanos de clase media o alta, varios ceños se fruncen y opiniones violentas llegan a la superficie. Sin embargo, cuando una persona está en la posición de reforzar su argumento con hechos, parece no tener mucho más que una opinión. Esto da vida a una nueva cuestión, aquella de reconocer por qué decimos lo que decimos, si es verdaderamente porque lo creemos o porque es lo que hemos escuchado a lo largo de nuestras vidas, por ambos el gobierno y ciudadanos cercanos a nosotros. Este peligro no se corre solamente con el candidato de Morena, sino con todos. 
 
Es importante reconocer que no todo lo que vemos en los medios o escuchamos a nuestro alrededor está sustentado, que aunque suene desafortunado, hay que desarrollar cierto grado de escepticismo para tomar una decisión que realmente vaya de acuerdo a nuestras creencias, y no sea solamente el final de una cadena de opiniones poco sustentadas. En específico para todos los que formamos parte de la juventud es importante saber reconocer hechos fundamentados de meras opiniones. 
 
En este 2018, la población joven tomará la decisión de votar o no, y si sí, por quién. Es posible que las generaciones jóvenes no desarrollen este sentimiento de obligación que se enfrenta al voto, tal vez porque hemos nacido en una época completamente distinta, y nuestros valores irán de acuerdo a nuestras experiencias de vida. Pero sea la decisión que sea, lo más valioso que puede hacer un ciudadano —joven o no— es estar asegurado que la información que tenga sea verdadera, y no una compilación de opiniones poco informadas. 
 
En momentos en los cuales el futuro político de nuestro país va a cambiar, lo mínimo que se puede hacer como ciudadanos es estar convencidos que no estamos haciendo lo mismo de lo cual nos quejamos. Nos quejamos de la poca verdad que hablan los políticos, la falta de hechos detrás de sus discursos, pero, ¿y nosotros? 
 
** Este jueves 15 de marzo a las 13:00 horas HuffPost México tendrá un FB Live con Greta Ríos, directora de la organización Ollin, jóvenes en movimiento, para hablar de por qué es especialmente importante en esta elección el voto joven. Síguenos en Facebook. 
 
* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.